Formulario de alta en Google Classroom

Anuncios

El sensor ultrasónico en Snap4Arduino

No sé vosotros, mis queridos replicantes, pero yo es oír la palabra “ultrasónico” y acordarme de esto:

Y después de esta intro tan retrofuturista vamos a lo que nos trae hoy por aquí: usar un sensor de ultrasonidos para medir distancias con arduino y snap4arduino.

Vale, vale… ya sé lo que estáis pensando, replicantes, todos sabéis ya, o al menos eso espero, qué es arduino y qué es snap4arduino y cuánta felicidad (y algún que otro dolor de cabeza) nos han dado juntos, pero… ¿qué es un sensor por ultrasonidos? Consultemos la wikipedia, que para eso está, además de para copiar y pegar los trabajos que nos mandan en clase:

“Los sensores de RE-DIRECCIÓN ultrasonido o sensores ultrasónicos son detectores de proximidad que trabajan libres de roces mecánicos y que detectan objetos a distancias que van desde pocos centímetros hasta varios metros. El sensor emite un sonido y mide el tiempo que la señal tarda en regresar. Estos reflejan en un objeto, el sensor recibe el eco producido y lo convierte en señales eléctricas, las cuales son elaboradas en el aparato de valoración. Estos sensores trabajan solamente en el aire, y pueden detectar objetos con diferentes formas, diferentes colores, superficies y de diferentes materiales. Los materiales pueden ser sólidos, líquidos o polvorientos, sin embargo han de ser reflectores de sonido. Los sensores trabajan según el tiempo de transcurso del eco, es decir, se valora la distancia temporal entre el impulso de emisión y el impulso del eco.”

Vaya, lo que nos vienen a decir es que, ni más ni menos, un sensor ultrasónico es como un murciélago… la tecnología siempre tan original copiando a la madre naturaleza.

Sensores por ultrasonido hay muchos y de muchos tipos, más o menos sensibles, más o menos caros y más o menos baratos, pero nosotros usaremos el HC-SR04, que por qué… pues porque es relativamente fácil de comprar y encima, oh maravilla, que diría el secretario de cualquier centro educativo, tiene un precio bastante asequible.

Usando el HC-SR04 con snap4arduino

Bueno, pues ya tenemos claro qué es y cómo funciona un sensor por ultrasonidos, ¿qué os parece si nos metemos en enjundia y aprendemos cómo se conecta a nuestra tarjeta arduino y cómo podemos usarlo con snap4arduino? Para ello vamos a hacer uso del proyecto SA5Firmata que se encuentra alojado en la web GitHub (recordadme, mis queridos replicantes, que en un futuro no muy lejano os haga una entrada explicando qué es eso de GitHub… que por cierto, está muy relacionado con esta anterior entrada que publiqué no hace mucho).

No nos enrollemos más… ¡vamos a la faena!

Preparando arduino para que snap4arduino reconozca el sensor:

Como ya se explicó aquí, para que snap4arduino funcione con nuestra tarjeta hay que meterle el stadarFirmata, lo malo es que este firmware no está preparado para trabajar con algunos sensores, el de ultrasonidos entre ellos, por lo que lo primero que deberemos hacer es “meterle” una modificación de este, el SA5Firmata, tal y como explico a continuación paso a paso.

1.- Lo primero es tener instalada la última versión del IDE de Arduino en nuestro ordenador. Si no sabes cómo hacerlo, echa un vistazo aquí.

2.- A continuación, nos descargamos el archivo zip que tiene el SA5Firmata y todo lo necesario para su instalación desde el siguiente enlace y lo descomprimimos en una carpeta cualquiera de nuestro disco duro:

https://github.com/jguille2/SA5/files/695087/SA5Firmata_2.0.zip

3.- Ahora, y con el IDE de Arduino todavía cerrado, copiamos el contenido de la carpeta ‘librerías’ que acabamos de descomprimir y lo pegamos en la carpeta ‘librerías’ que está en el directorio donde tenemos instalado el IDE de arduino. Si lo instalamos siguiendo las instrucciones de esta misma página, lo tendremos en la carpeta personal del usuario correspondiente, si no, no hay más que usar la herramienta “buscar archivos y carpetas” para localizarla. Hay que asegurarse de que pegamos bien todas las librerías, ya que estas son muy importantes para que todo funcione correctamente.

4.- Ha llegado el momento de abrir el IDE de Arduino (si lo teníamos abierto con anterioridad, mejor cerrarlo y volverlo a abrir para que reconozca correctamente las librerías que hemos añadido). Nos vamos al menú archivo, abrir y buscamos el archivo SA5Firmata2.ino que estará en la carpeta que descomprimimos después de descargarla en el paso 2.

5.- Conectamos nuestra tarjeta arduino al USB y nos aseguramos que tenemos seleccionada la tarjeta y el puerto correcto en el menú Herramientas. Si esto es así, no tenemos más que darle a subir y ¡Voilá! ya tenemos nuestro arduino preparado para trabajar con snap4arduino y un montón de sensores.

Añadiendo a snap4arduino los bloques necesarios

Vamos ahora a preparar nuestro snap4arduino e instalarle los bloques correspondientes para que podamos programar nuestros sensores.

Ah, un inciso, mis jóvenes replicantes, es posible que snap4arduino no os reconozca la placa después de haber tenido abierto el IDE de arduino, si os pasa esto no hay más que reiniciar el ordenador y abrir directamente el snap4arduino, seguro que así os la reconoce a la primera.

Con snap4arduino abierto, picamos en el menú archivo (ver imagen adjunta) y ahí en ‘Importar…’, buscamos el archivo SA5Firmata_bs2_ca.xml en la carpeta que descomprimimos en el paso 2 del subapartado anterior. Nos debe aparecer un mensaje con que todo se ha importado corectamente y deberíamos tener los nuevos bloques en los apartados Arduino y Sensores.

important_as4a

Pues vamos a probarlo…

Vale, replicantes, hasta ahora todo bien, pero… ¿cómo sabemos si funciona? Bueno, pues nada mejor que comprobarlo con un mini proyecto. Vamos a usar nuestro flamante nuevo sensor ultrasónico para medir distancias. Lo primero es conectarlo a nuestra tarjeta, para ello seguimos el siguiente esquema:

Una vez conectado todo, vamos a cargar nuestro proyecto. Para ello, nos vamos al enlace http://ateneu.xtec.cat/wikiform/wikiexport/_media/materials/crea3/hw/ultrasound_ruler.xml y nos descargamos el archivo .xml, nos vamos a archivo, importar y lo abrimos. Nos debería de aparecer una regla en el escenario con una flecha y una serie de bloques en el área correspondiente. Ahora probad a pulsar la bandera verde y moved la mano delante de nuestro sensor… como diría el mismísimo Albus Dumbledore: ¡MAGIA, REPLICANTES!

Os dejo a continuación un par de vídeos para que veáis cómo funciona. El primero está grabado por mí mismo y aunque no se aprecia bien el valor que marca a regla, funciona. El segundo está sacado de YouTube con el mismo proyecto y se aprecia todo mejor.

¿Y ahora qué?

Bueno, ya tenéis la base para hacer funcionar el sensor… ¿qué se os ocurre ahora, mis jóvenes y avispados replicantes? ¿Un zumbador que suene cuando detecte un objeto a determinada distancia? ¿un servo que varíe de posición? ¿he oído robot esquiva objetos? El maravilloso mundo de los sensores ultrasónicos se abre ante vosotros y vosotras… ¡Es vuestro turno!

Y me despido ya después de haberos soltado tremenda parrafada, no sin antes dejaros unos cuantos enlaces que me han servido para elaborar este tutorial por si les queréis echar un vistazo para ampliar conocimientos o por si tuvierais algún problema:

http://ateneu.xtec.cat/wikiform/wikiexport/materials/crea3/index

http://ardupineda.blogspot.com.es/2017/04/hc-sr04-on-snap4arduino.html

https://github.com/bromagosa/Snap4Arduino

Y recordad… ¡vivir es compartir!

Tecnología Industrial en la PBAU

Aunque ya lo sabíamos, no está de más recordarlo.

Asociación del Profesorado de Tecnología de Andalucía

Tecnología Industrial estará en la Prueba de acceso al bachillerato (PBAU) en Andalucía, concretamente en la fase específica (fase de subida de nota).

Gran noticia para nuestro alumnado que contaba con dicha materia para mejorar su nota de acceso a grados.

Ver calendario.

Orientaciones y exámenes de cursos anteriores.

Ver la entrada original

Cuaderno de bitácora, fecha interestelar: 1 de abril de 2017

El espacio, la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar «Enterprise», en una misión que durará lo que la delegación y el ministerio quieran, dedicada a la exploración de mundos desconocidos, al descubrimiento de nuevas vidas y nuevas civilizaciones, hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar…

Cuaderno de bitácora: actualizamos de urgencia para comunicaros que mañana, sábado 1 de abril, se celebra el Arduino Day. Espero ver por allí a muchos replicantes. ¡Larga vida y prosperidad!

D97C1E9A-238F-4F6D-8DDC-90FCD5746F6C-4020-00000B691A56D88C

“Vivir es compartir”

“Vivir es compartir”. Me ha encantado la frase que me han dicho hoy a través de un mensaje privado de twitter, sobre todo por el contexto en el que ha sido dicha. Os pongo en antecedentes, mis queridos replicantes.

Todos y todas sabéis que últimamente ando enfrascado en el fascinante mundo de la robótica aplicada a la educación. Todo es un no parar de aprender, formarse, enterarse de cosas nuevas, nuevas aplicaciones, y lo que creo que es lo mejor, la aplicación casi inmediata de todo lo aprendido con mis replicantes favoritos en clase.

Hoy, dada la climatología primaveral que tenemos tan rara, que más parece otoño que primavera, he echado la tarde buscando información sobre snap4arduino (no voy a pararme aquí a explicar lo que es, lo tenéis en una de las pestañas de arriba) y buscando, buscando, o como se dice ahora, googleando, googleando, he ido a parar a la página de una profesora gallega con montones de tutoriales e información sobre el tema. Me resultó curioso que a esta misma profesora la enlazaran o la mencionaran en casi todas las páginas dedicadas a snap! que he consultado, lo que me produjo, si cabe, más curiosidad con respecto a ella y lo que la rodeaba.

Susana Oubiña Falcón, así constaba en todos los pdf, presentaciones y demás que me he descargado, así que, ni corto ni perezoso, me dispuse a buscarla por su nombre en twitter, y, oh, maravilla, como por arte de magia, ahí estaba ella en su perfil. Ha sido mencionarla en un par de tuíts y ella se ha ofrecido a compartir con nosotros todo el material del que dispone, nos ha pasado a un compañero y a mí toda la información que estaba en su mano y, muy amablemente, se ha ofrecido a estar en contacto con nosotros y ayudarnos en todo lo que la pudiéramos necesitar. ¿Es o no es maravilloso el mundo de las redes sociales? En un mensaje privado le he facilitado mi dirección de correo para que me mandara un par de libros escritos por ella y me he despedido dándole mil veces las gracias. “De nada, vivir es compartir”, me ha respondido ella.

¿Y por qué nos cuenta éste ahora este rollo?, os estaréis, seguro, preguntando algunos de los replicantes que me lean. Extrapolemos lo que me ha pasado a otra situación. Imaginemos a cualquier replicante de cualquier curso de secundaria buscando información para cualquier trabajo de cualquier materia que le hayan mandado como “deberes” en el instituto. Imaginemos que encuentra a su Susana, experta en la materia sobre la que está buscando, imaginemos que, a través de cualquier red social, consigue ponerse en contacto con ella, imaginemos que esa Susana lo anima y le facilita información sobre el tema en cuestión. Nadie dudaría que ese replicante habrá aprendido mucho sobre ese tema, el que sea, me da igual, pero, y aquí está la enjundia del asunto, además, habrá aprendido algo más, a tener curiosidad, a investigar, a “echarle valor” y hablar con alguien que sabe más que él, en definitiva, habrá APRENDIDO, así, con mayúsculas.

Estoy acostumbrado a oír a muchos compañeros y compañeras en los desayunos de los recreos demonizar las redes sociales, y es probable que, en parte, lleven razón. Hay que concienciar a nuestros jóvenes replicantes sobre lo que suben y comparten en ellas, hay que explicarles qué es y qué no es delito cuando se expresan en ellas, en definitiva, hay que inculcarles el buen uso de las mismas, pero… ¿no sería maravilloso que, además de sobre el trabajo de turno que estén haciendo para clase, aprendieran que “vivir es compartir”?

Ahí lo dejo para que reflexionéis, mis queridos replicantes…

¡Hola mundo!

Bienvenid@s seáis, mis queridos Replicantes.

Retomo la actividad bloguera después de mucho -quizá demasiado- tiempo y quiero que sea con una nueva aventura, una nueva página. La anterior (eltecnoprofe.blogspot.com, por si no la conocíais), que tantas alegrías y satisfacciones me dio en su día, seguirá abierta aunque sin actualizarse. ¿Por qué? Pues porque creo que en el tiempo que separa una de otra y comparando contenidos se aprecia cómo ha evolucionado nuestra materia, asignatura, área, como queramos llamarla, en estos años, muchos para unas cosas, pocos para otras.

Esta nueva aventura va pareja con otra y, probablemente, sea una consecuencia de la misma: la aparición de la programación y la robótica, y todo lo relacionado con ellas, en las aulas. Algo que ha irrumpido dando aire fresco a unos contenidos que, quizás, estaban demasiado anclados en la tradición y en el pasado. Y en eso estamos, en aventurarnos con nuevos conocimientos, porque nunca se debe dejar de aprender, nunca debemos dejar que nuestras ideas se encasquillen y agarroten, porque creo que eso es algo que, desde siempre, ha caracterizado a los humanos y ya sabemos cuál es nuestro lema, el de la Tyrell corp., la principal fábrica mundial de replicantes tan perfectos como el Nexus6: Más humanos que los humanos.

Seamos humanos, queridos y queridas replicantes. ¿Os animáis a acompañarme en esta nueva aventura?